InicioNoticiasSesiones de Concejo son públicas, JF y allegados incómodos, PDH y ciudadanos...

Sesiones de Concejo son públicas, JF y allegados incómodos, PDH y ciudadanos se manifiestan a favor

Las sesiones de Concejo Municipal son de conocimiento público, ahora se transmiten en redes sociales por parte de tres miembros del Concejo no afines al círculo de confianza de Fernando López, alcalde.

José Cancinos/laprensadeoccidente.com.gt

Las transmisiones de las sesiones, esta nueva modalidad, no es del agrado del reelecto alcalde Juan López, concejales y síndicos que negociaron comisiones en una reunión privada en Casa Noj, algunos de ellos en un segundo período, ganan un aproximado de Q28 por minuto, también no están de acuerdo que las reuniones sean públicas.

Los concejales Marco Chávez, Rodrigo Pereira y Henry Oroxom, son los que realizan las transmisiones para cumplir el ofrecimiento de campaña a la población de transparentar la administración municipal y el manejo del dinero público.

En contra

El desagrado de hacer públicas las sesiones se patentizó en una sesión de Concejo, reciente, en la que el concejal segundo Jorge Argueta, “hombre de extrema confianza del alcalde”, encabezó el rechazo, diciendo que se “exime de cualquier responsabilidad” civil, penal y administrativa en el caso de que haya problemas con personas, empresarios o vecinos, pues “se revelan datos bastante sensibles”. Argueta presentó sus argumentos mientras mantenía su mirada, agachada, observando la mesa del Concejo.

El descontento fue secundado por el alcalde Juan López quien apoyó la incomodidad de sus demás concejales afines.

¡Alarmante contaminación del aire en 11 sectores de la ciudad de Quetzaltenango!

PDH y ciudadanos se pronuncian

La Procuraduría de Derechos Humanos ha estado observando de cerca la situación que se ha estado dando en el seno del que hacer del Concejo. Flor Gómez, delegada, indicó que es positivo que los mismos funcionarios públicos que integran el Concejo sean quienes transmitan las reuniones a través de sus redes sociales para que la población, de primera mano, conozca los temas que tratan y las decisiones que se están tomando.

“Esto tiene que ver mucho con la accesibilidad que debe tener la ciudadanía a la información pública y la libertad de expresión que goza toda persona y en este caso los concejales”, citó Gómez. “Es rescatable que los mismos funcionarios estén transparentando las discusiones del Concejo Municipal”, reiteró.

Gómez aclaró que es legal que se realicen sesiones a puerta cerrada, pero con la justificación pertinente y apropiada, como en un caso que se llegarán a tomar decisiones en un tema que afecte seriamente a la colectividad o pueda generar en algún momento dado pánico en la población.

El Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) El Calvario también se manifestó. “El que nada debe, nada teme”, señaló Dalila Castro, coordinadora, quien no ha encontrado una justificación de “peso” del alcalde y sus concejales afines que están tratando de evitar que las sesiones se sigan transmitiendo.

“Todos los medios de comunicación tienen el derecho y la facultad para poder demostrar estas sesiones, ya que es dinero del pueblo que merecemos, poderlos auditar”, y “considero que si no quieren es porque algo están escondiendo”, puntualizó Castro.

El exconcejal Aníbal Herrera también se manifestó al respecto, calificando de bueno y positivo que el pueblo quetzalteco se entere de cómo se maneja la cosa pública. “Ha sido de toda la vida que las sesiones de Concejo sean públicas y puede acceder quien quiera, pueda y las veces que así lo desee. Obviamente con la tecnología y el apoyo que ahora se tiene, qué bueno que más personas se interesen y vean cuál es el manejo que se está llevando a cabo”, afirmó.

Para Herrera, en cuanto al tema de “datos sensibles” es algo relativo, pues cuando una persona accede un cargo público, “eso es exactamente un cargo público” , la toma de decisiones “y no puede suceder nada malo, si todo se está haciendo con transparencia”.

Lo que dice el Código Municipal

El Código Municipal en su Artículo 38, párrafo cuarto, dice: Las sesiones serán públicas, pero podrán ser privadas cuando así se acuerde y siempre que el asunto a considerar afecte el orden público, o el honor y decoro de la municipalidad o de cualesquiera de sus integrantes.

La población está a la expectativa, si el alcalde López y sus concejales y síndicos afines logran vetar para que las sesiones de Concejo no sean transmitidas. Mientras tanto, la protección de este derecho, será llevado hasta la Comisión Internacional de Derechos Humanos -CIDH-, será noticia en Latinoamérica debido a que esta medida es una lucha anticorrupción.

Club Rotarios Los Altos entregan aporte a cuatro organizaciones sociales

Noticias

spot_img

Quetzaltenango,