InicioNoticiasLo que impide resolver la escasez de agua potable en la zona...

Lo que impide resolver la escasez de agua potable en la zona 9

La escasez de agua potable que padecen los vecinos de Garibaldi, La Cuchilla y El Vaquero, ambos en la zona 9, no encuentra respuesta por la Empresa Municipal Aguas de Xelajú (EMAX).

 José Cancinos/laprensadeoccidente.com.gt

Quienes más han reclamado por la escasez del vital líquido son los vecinos de Garibaldi, quienes cuentan con un depósito de agua de la EMAX, que, según ellos, donde se reune la mayor cantidad de agua que abastece a los vecinos de La Cuchilla y El Vaquero.

Los vecinos de La Cuchilla y El Vaquero se reunen en horas de la noche y a la intemperie para hacerle consciencia a la EMAX y buscar una solución, como ellos afirman “lo más antes posible”.

En Garibaldi, los afectados, amenazan que podrían manipular las llaves del depósito para evitar que el agua descienda a La Cuchilla y El Vaquero, es una forma defender sus intereses. “Vemos más favoritismo para La Cuchilla por parte de la municipalidad”, aseguró Carmen Puac, ama de casa de La Cuchilla, posición que es respaldada por las demás señoras.

Margarita Campollo se siente amenazada por medios de comunicación “que en vez de informar, mal informan a la población…”

Falta terreno

Al respecto, Edgar Chan, director de la EMAX, rechazó que haya favoritismo en abastecer el vital líquido a un sector en particular, aduciendo que dichos señalamientos provienen de familiares de un excandidato a la alcaldía que vive en el lugar.

Chan indicó que la escasez radica en el crecimiento poblacional en dicha zona, que el origen del problema es desde hace tres años, que no se cuenta con un terreno para construir un nuevo depósito de agua, pues existe un proyecto de la perforación de un pozo nuevo y tiene Q7 millones asignados en el presupuesto municipal.

Chan aseguró que la EMAX ha trabajado para adquirir un terreno en la zona 9, que el problema es el avalúo de los terrenos con base a la ley por parte del Dirección de Catastro y Avalúo de Bienes Inmuebles (DICABI) del Ministerio de Finanzas, que asigna un precio que es menor al que el propietario valora. “Por ejemplo, el Dicabi dictamina que por cierto terreno solo podemos pagar Q100 mil, pero los dueños exigen Q250 mil, algo que no podemos pagar porque es contra la ley”, explicó.

Cocodes se oponen

Y es que según Chan, la comuna quetzalteca cuenta con terreno en la zona para el proyecto, específicamente en la colonia La Floresta, en donde los vecinos se resisten a que sea utilizado.

“Aprovecho para informar a la población que el parque que está en la entrada de la colonia La Floresta, zona 9, es un terreno municipal. La municipalidad y la EMAX no tendrían necesidad estar pidiéndole permiso a la gente para poder utilizar un lote de media cuerda de ese terreno para perforar el pozo, pero lamentablemente los vecinos de la colonia La Floresta no permitieron. La zona 9 no estuviera pasando este problema”, puntualizó.

Fuertes lluvias ocasionan anegaciones y continuarán esta semana

Noticias

spot_img

Quetzaltenango,