InicioActualidadCruz Guerra: una vida entre telas, agujas y religiosidad

Cruz Guerra: una vida entre telas, agujas y religiosidad

Cruz Guerra se ha convertido en un nombre sinónimo de calidad y herencia. Con más de tres décadas de experiencia, ha sido el pilar detrás de los Trajes Anleu, un taller que no solo le brindó un espacio y conocimiento para la confección de túnicas de hermandades, sino también la oportunidad de continuar con un legado.

José Cancinos/laprensadeoccidente.com.gt

Después de 33 años de dedicación, en el corazón de la tradición textil de Quetzaltenango, a Cruz Guerra le fue confiado el taller de sastrería Trajes Anleu que se ubica en el barrio Las Flores, zona 1, y desde entonces, ha sido el guía y maestro.

Hoy, con 16 años al frente del taller, Guerra ha visto pasar generaciones de fieles y ha sido testigo de cómo sus túnicas se han convertido en parte integral de las hermandades religiosas.

Los trajes que salen de su taller no son simples piezas de vestir, son emblemas de identidad y devoción. Cada túnica, confeccionada con meticulosa atención al detalle, lleva consigo la historia y el espíritu de la hermandad a la que pertenece.

El proceso es artesanal, desde la toma de medidas hasta la elección del material, cada paso se realiza con precisión. Los capirotes, armados con cartón y algodón, las túnicas hechas de pana, son más que indumentaria, son símbolos de una fe compartida.

Los colores predominantes, el morado y el negro, no solo reflejan solemnidad sino también la diversidad de diseños que caracterizan a cada hermandad.

Con precios que oscilan entre Q750 y Q450, Guerra asegura que cada diseño tiene su propósito y significado, algo que ha sido parte de la tradición desde sus inicios.

En Trajes Anleu, cada puntada es un homenaje a la cultura y a la fe de quienes los portan. Cruz Guerra, con sus manos y su corazón, ha tejido más que telas; ha tejido una comunidad de fe.

Monseñor Mario Molina destaca el camino de humildad y obediencia de Jesucristo

Noticias

spot_img

Quetzaltenango,